SALUD Y NUTRICIÓN

relatividad.org

La resistencia a la insulina

La inflamación subclinica

La Halitosis

Pesticidas peligrosos

Hipertensión, sodio, potasio, calcio, angiotensinas

La dieta mediterránea puede ser cerebro-protectora

Las grasas y el colesterol

Ejercicio a largo plazo y emvejecimiento

Sintomas asociados a dficiencias de vitaminas y minerales

La coencima Q10 y la fatiga crónica

Suplementos vitamínicos y de calcio asociados a menor cancer de mama reparación de ADN

El té verde reduce el crecimiento de los fibromas

Dietas, compendio

Omega3 rx

Omega3 y la artritis

Glutamato y neuronas motoras

La cafeina frente a la adenosina

Los miomas uterinos

SOBRE LA VITAMINA D:

Hipertensión, sodio, potasio, angiotensinas y calcio

Uno de los principales "acusados" de la hipertensión o tensión alta es el exceso de sodio en la sangre. Un exceso de sodio hace que se retenga más agua y suba la tensión. Por eso se suelen recetar diuréticos para bajar la tensión, pue estos hacen que orinemos el exceso de agua y con ello orinamos mucho sodio.

Por otro lado también se suele recetar antagonistas de las angiotensinas II, como el Valsartán, para tratar la hipertensión. Las angiotensinas II provocan resorbción de sodio en el riñon al provocar el aumento de la secreción de aldosterona, excreción de potasio, retención de agua y vasoconstricción arterial conllevando todo ello subida de la presión arterial.

La angiotensina II también estimula a la glándula pituitaria para secretar ADH (vasopresina) que además de ser vasoconstrictora estimula la reabsorción del agua por parte de los riñones y el apetito por la sal y sed.

La utilidad de las angiotensinas II es justo evitar bajadas de tensión y descensos graves de la concentración de sodio en la sangre. El regulador natural de la producción de angiotensina es la renina, producida por el riñon y regulada por sensores barométricos y de sodio.

El sistema RAAS (renina-angiotensina-aldosterona) es el principal sistema hormonal de regulacíon de la presión y del sodio.

La renina y la hormona antidiurética son los principales controladores de la presión arterial. Si fallan o los riñones fallan en su trabajo de eliminar o absorber agua, se producen desequilibrios.

Las medicionas antagonistas de la angiotensina, com el valsartán, limitan su producción bajando la tensión, pero a su vez provocan un aumento del potasio pudiendo provocar hiperpotasemia y descenso de sodio pudiendo llegar a hiponatremia si la causa de la tensión alta no está en este ciclo. Por ello los niveles de electrolitos han de ser controlados con rigor.

Por cierto que el alcohol también inhibe la vasopresina provocando un efecto diurético.

El tercer factor que produce hipertensión es el endureciomiento de los vasos sanguineos por entrada de calcio en ellos. La hipercalcemia puede ser la causante a veces. Por ello se recetan inhibidores de los canales del calcio para evitar la entrada de dicho calcio en las arterias y venas y evitar su endurecimiento y constricción.

Por desgracia algunas medicinas diuréticas como las tiazidas, muy usadas para bajar los niveles de sodio y la presión arterial, producen como efecto secundario la retención de calcio por parte del riñón, pudiendo provocar hipercalcemia que con el tiempo empeora la hipertensión. Esta situacion ha de ser vigilada también.

En cuanto a minerales y vitaminas implicadas ya hemos visto que el sodio juega un papel pripordial en la regulación de la presión arterial, pero además el magnesio y la vitamina K2 son recomendados para evitar la entrada del calcio en los organos blandos y favorecer su entrada en los huesos, evitando en parte la calcificación de los vasos sanguineos y por consiguiente la hipertensión. La vitamina K es un inhibidor de la calcificación y el magnesio puede inhibir la hormona paratiroidea provocando menores niveles de calcio.

Como hemos visto, el sistema renina angiotensina aldosterona y los minerales que intervienen en este sistema son muy importantes en la regulación de la presión arterial, teniendo la angiotensina 2 un papel principal, seguido por el sodio y el calcio. Angiotensina, sodio y calcio en el papel de hipertensones y el magnesio y la vitamina K en el papel de preventivos.

 

 

ITICS